Fallece Silvino Navarro a los 92 años de edad

Valencia, 28 de marzo de 2020.

En la madrugada del pasado sábado, fallecía en su domicilio, víctima de las complicaciones provocadas por un ictus, el conocido empresario Silvino Navarro Vidal, a los 92 años de edad, tras una vida plena de iniciativas industriales en la Comunidad Valenciana, en especial en el sector de los curtidos, así como liderando la defensa de los intereses de nuestra tierra. Hombre de firmes lazos familiares, amante del deporte y cultivador de la amistad, su ausencia va a dejar una profunda huella en la sociedad valenciana, a la que siempre quiso servir como creador de riqueza económica y cohesión social.

Silvino Navarro Vidal nació en Monòver en junio de 1927, trasladándose con su familia no mucho después a Valencia, donde cursó el bachillerato en el Colegio de Jesuitas. Muy pronto, apenas con 22 años, se licenciaría en Ingeniería Química en el prestigioso Instituto Químico de Sarriá, ampliando su formación práctica en diversas escuelas y fábricas de productos químicos y tenerías tanto españolas como alemanas.

En 1953 entraría a formar parte como director de Incusa (Industrias del Curtido), la empresa de tratamiento y acabado de pieles con sede en Silla que fundara su padre. Bajo su administración, la compañía se convirtió en una de las principales firmas del sector, ampliando el número de centros fabriles y la extensión de sus redes comerciales, cada vez más internacionales, incluyendo clientes de primer nivel en países tan competitivos para la industria de la piel como Italia y los Estados Unidos.

Incusa fue el núcleo originario del grupo Lederval presidido por el mismo Silvino Navarro, en el que se integran hasta seis empresas de curtidos. Desde esa posición alcanzaría los máximos niveles directivos en las organizaciones empresariales de su sector tanto en España como en Europa. Y fue precisamente esa vocación asociativa y de servicio la que le llevó a impulsar la creación de la confederación empresarial valenciana que se integraría en la CEOE durante su fundación en 1981. Tres años después, el propio Silvino Navarro se pondría al frente como fundador y presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), actualmente dirigida por Vicente Boluda.

Su larga trayectoria como empresario le proporcionó multitud de galardones así como una intensa actividad tanto profesional como social. Cabe destacar, entre otras muchas, la alta distinción que recibió por parte de la Generalitat Valenciana en 2017, así como sus cargos como consejero, patrono o directivo de entidades como el Puerto de Valencia, la propia CEV, la Feria de Muestras, la Escuela Superior de Estudios Empresariales, la Cámara de Comercio, la Asociación Valenciana de la Caridad o el Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia entre otros muchos.

Ha sido, también, resaltado en numerosas ocasiones por su actividad empresarial, entre otras instituciones por la Universidad de Valencia que lo nombró “Prohombre de Valencia” en 1975, por la Fundación BBV o por la revista Actualidad Económica que lo premió en 1998 como “Mejor empresario valenciano”. Gracias a su amistad con Santiago Grisolía se unió a éste para impulsar la creación de los premios de investigación Jaume I desde la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados, institución que también presidió. Hasta los 90 años, Silvino Navarro practicó su gran afición, el tenis, y acudía a todos los partidos de su equipo favorito, el Valencia Basket. Pero si en algo se distinguió Silvino Navarro fue por su vocación provalenciana, siempre desde un espíritu colaborativo. Fraternizaba con sus amistades como pocos y ha cuidado de su familia como nadie.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.