La pandemia acelera la digitalización del comercio minorista

Cerca de un centenar de investigadores de distintos países han participado en el V Congreso de Investigadores Europeos en Comercio Minorista (CERR2020) organizado por la Universitat de València y que, por primera vez, se ha celebrado en España, aunque precisamente debido a la pandemia este se ha llevado a cabo de manera online.

Desde el inicio de la pandemia por coronavirus, las ventas online han aumentado en España más de un 40 por ciento en casi todos los sectores, según un estudio del BBVA. Este crecimiento ha intensificado el proceso de digitalización de las empresas de comercio minorista con tiendas físicas, que deben responder con urgencia al reto de digitalizar sus negocios.

Esta es una de las conclusiones del V Colloquium on European Research in Retailing, organizado por la Universitat de València en colaboración con la Fundación ADEIT, y celebrado por primera vez en España. Previas ediciones de este Congreso, que reúne a investigadores líderes en distribución comercial, se celebraron en la Universidad de Surrey, Universidad de Toulousse, y Universidad de Bremen.

Un total de 92 investigadores en el área de la distribución comercial, tanto de universidades españolas, europeas como asiáticas, han participado en el congreso, que se ha celebrado esta semana de modo online.

Bajo el lema “Transformando los canales minoristas en la era digital: perspectivas de marketing y operaciones”, el congreso ha debatido las implicaciones de la digitalización para las empresas de la distribución comercial, la tendencia a la omnicanalidad, los cambios en las formas de comprar, y los retos logísticos y tecnológicos de la venta online.

Creciente tendencia hacia la omnicanalidad

El desafío del comercio minorista con tiendas físicas es la competencia de los grandes minoristas virtuales como Amazon, explica Marta Frasquet, presidenta del congreso y profesora de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universitat de València. En este sentido, afirma que “se está observando un incremento de la integración de canales online y redes sociales por parte de las empresas minoristas, de todos los tamaños, para poder competir en el campo del e-commerce y avanzar hacia la omnicanalidad”.

Para ello –explica Frasquet–, además de apostar por las tecnologías y la digitalización, las empresas de comercio minorista deben reforzar sus ventajas competitivas, que la presidenta de congreso resume en las propias del punto de venta físico: el contacto personal, la atención de calidad, un entorno estimulante, con el fin de establecer relaciones a largo plazo a través de la confianza y la lealtad de los clientes.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.